Los 10 mandamientos (del gestor de personas)

Aprovechando que hoy este post ha superado las 4.000 visitas desde que lo publiqué en hrlab, quiero celebrarlo con tod@s los que sois lectores de este “mi espacio” personal en la blogosfera, compartiéndolo con tod@s vosotr@s  para que también podáis leerlo y compartir vuestros comentarios y apreciaciones sobre el mismo.

Espero que os guste.

Los 10 mandamientos (del gestor de personas)

La crisis no sólo nos ha provocado consecuencias económicas, sino que está tocado a los aspectos morales y conductuales de las organizaciones, parece que movidos por la “excusa” de la crisis y por consecuencia de la misma podemos actuar como nos viniera en gana.

Han vuelto a nuestro día a día, conductas o maneras de gestionar que parecían olvidadas, centradas en gran parte por el desequilibrio de poder entre las partes (Empresa y empleados), parece que  los trabajadores hemos perdido nuestro valor intrínseco y poder de negociación y se puede hacer con nosotros lo que se quiera.

No quiero entrar en aspectos concretos como el gran número de ERES, la bajada de sueldos o las medidas de supuesta “flexibilidad” que se han desarrollado en las organizaciones, ya que también soy consciente de que las organizaciones no están pasando sus mejores momentos y que se tiene que salir del paso intentando flexibilizar las condiciones y reinventando las reglas creadas en época de bonanza.

Yo me refiero a aspectos que no deberían estar tan relacionados con la buena o mala marcha de la organización, como son los estilos utilizados para la gestión de personas y el tipo de liderazgo que se está practicando en esta época y está provocando un retroceso clamoroso que no se debería permitir con respecto a la calidad de la gestión.

Boss1Este retroceso nos lleva a ver actualmente relaciones entre mandos y trabajadores que nos retrotraen a otras épocas del pasado, (para ilustrar lo que digo he incluido una foto que realice en una misión española en california, en la misma podemos ver el letrero que el jefe de la misión tenía en su despacho.. “todo un ejemplo de management”, el caso es que creo que aunque podría sonar a chiste, muchos gestores actuales podrían tener el mismo letrero en su despacho en la actualidad….u otros similares.

Aunque los resultados de las organizaciones no sean los mismos, las mismas siguen estando compuestas con personas, y la calidad de gestión está vinculada a la cuenta de resultadospero no como un gasto como parecen pensar algunos directivos, y derivado de este pensamiento devalúan la calidad de la gestión todo lo que está en su mano como si de su penosa actuación se pudiera ahorrar costes, confundiéndose gravemente ya que son en momentos difíciles cuando los buenos gestores marcan la diferencia.

Parece que el apretar duro a los empleados y el recriminarles que son unos privilegiados por “mantener” el puesto de trabajo es suficiente para que estos den el do de pecho y no se quejen, pero no es así, con estas acciones conseguiremos evidentemente mantener el cuerpo de los trabajadores y que estos actúen cual robots obedeciendo órdenes y bajando la cabeza estoicamente, pero el alma y la motivación no irán a trabajar.

Sinceramente creo que son los propios trabajadores los que podrían sacar a las empresas de la crisis, a través de su entusiasmo, motivación o incluso aportando y desarrollando nuevas ideas y soluciones a mercados que están esperando cambios. Pero para eso tendremos que asumir que los gestores de personas tienen que potenciar a las personas y no bloquear su personalidad y desarrollo, tienen que estimular a las personas para que aporten esa ventaja competitiva de la que tanto hablamos y que en la sociedad del conocimiento no es otra que “EL TALENTO de nuestras empleados”.

Para los que estéis pensando que todo lo que digo está muy bien, pero que es utópico porque las empresas tienen problemas económicos… sólo quiero que penséis en ¿Cuánto le cuesta a la empresa al año un gestor amable, un gestor que se preocupe por las motivaciones de su personal, un gestor que marque el camino del desarrollo….? Pues me parece que a no ser que tengáis un plus por estos conceptos, el salario del gestor será el mismo, pero los resultados que consiga van a marcar una gran diferencia, pero no solo en el corto plazo, sino en el medio y largo.

Creo que es mucho más caro un gestor que desmotive, humille, maltrate moral y psicológicamente, que desprecie a las personas…, y para los que no lo veáis ahora, espero que dentro de unos años volváis a leer este post y os deis cuenta de lo que provocó este tipo de estilo de gestión “carcelario” o “represivo” en vuestras organizaciones.

Creo que ha llegado el momento de plantear una tabla de salvación a la que se acojan estos gestores de personas que están siendo llevados por el mal camino…. para ello me propongo a servir de guía en el camino a la salvación de su alma y su conciencia a través del desarrollo de los 10 mandamientos que todo gestor de persona tendrá que llevar a cabo.

1. Amarás y respetarás a tu equipo sobre todas las cosas, reflexiona sobre lo que eres, sobre tu rol, eres gestor y no represor de personas, sin tu equipo tu puesto no tendría sentido.

2. Servirás de ejemplo de actuación, tú serás el espejo en el que se mire tu equipo, por lo tanto actúa en consecuencia y piensa siempre en consecuencia, recuerda “trata a los demás cómo tu quisieras ser tratado”.

3. Serás transparente con la comunicación, sirviendo de correa de transmisión entre la dirección y tus equipos, será la clave en la mejora de la comunicación en la organización.

4. Trabajarás en equipo por encima de todas las cosas, y en equipo significa en equipo, no como un grupo de personas independientes.

5. Ayudarás con tu rol a mejorar el clima y las condiciones de trabajo, siendo el responsable de mejorar y no enturbiar el clima de la organización. Haz todo lo que esté en tu mano para mejorar los aspectos que puedan provocar un mal clima.

6. No dimensionaras y reducirás plantilla en vano, la eficiencia no es una opción en las organizaciones, pero existen muchas acciones para llegar a ella.

7. No codiciarás el talento ajeno, preocúpate por desarrollar el tuyo, ya que conseguirás tener un talento “ad hoc” que se adapte como un guante a tus necesidades.

8. No perseguirás tu gloria a través del trabajo de tus equipos, “no te colgarás las medallas que no te corresponden”.

9. No reprimirás el talento de tu equipo, sino que deberás de potenciarlo por el bien global.

10. Asumirás el desarrollo de las personas como tu parte de tu trabajo, el desarrollo de tu equipo no es eso que haces por obligación, y que te quitas de encima, ya que te resta tiempo para centrarte en lo que tú consideras tus principales responsabilidades, Tu PRINCIPAL RESPONSABILIDAD ES EL DESARROLLO DE TU EQUIPO!!!

Tomaros estos 10 mandamientos como lo que son reflexiones en clave de humor, evidentemente no pretendo sentar un dogma de fe ni nada por el estilo, pero si que creo necesario que nos planteemos que los problemas económicos de nuestra organización, no puede provocar que la calidad de la gestión también sufra una depresión, sino que por el contrario en momentos de crisis y de merma de recursos es cuando se tiene que demostrar la calidad de los gestores y de su influencia para poder cambiar el rumbo de la organización.

Publicado en http://www.hrlab.es el 18 /02 /2013 http://hrlab.es/2013/02/18/los-10-mandamientos-del-gestor-de-personas/

14 Respuestas a “Los 10 mandamientos (del gestor de personas)

  1. Gran artículo Jose Luis, me reengancho a tus escrituras con ganas de leerte.

    Tienes razón, un buen gestor cuesta lo mismo, pero ¿cuanto cuesta que un mando, un status determinado o una jerarquía pleistocénica reconozca que las cosas deben cambiar? Yo he comprobado que hay gente que prefiere undirse antes de reconocer que ese no es el camino.

    Un saludo

  2. ¿Alguien tiene la pócima mágica para conseguir que en este país se implemente este tipo de gestión? Y lo curioso es que el empresario ganaría más a costo cero.
    Muy buen artículo!
    Un salud@

    • Más que pócimas mágicas estamos faltos de voluntad de cambio, tenemos muchos complejos y parece que cuidar a las personas es regalarles algo que no les pertenece…. somos el país del pelotazo y de los “padrinos”…. pero la historia se puede reconstruir… Gracias Manel por tu reflexión y por tu feedback. Abrazos

  3. Totalmente de acuerdo. Busco la manera de hacer entender a mis jefes que esto es lo que deben hacer para obtener el rendimiento que desean, pero aún no lo consigo. Yo, como una empleada más, lo veo e intento motivar a mis compañeros sobre esto pero solo recibo respuestas negativas ya que consideran que son los mandos superiores quienes deben empezar aplicándolo y realmente tienen razón. Por eso, me uno al comentario de Manel Maciá: ¿Donde está la pócima mágica para hacer entender a los directivos que deben implementar este tipo de gestión?

    • Cuando miedo al talento y al cambio se respira en las organizaciones, el tener a gente proactiva y con ganas de hacer cosas, se percibe como una amenaza…. sinceramente creo que estos modelos organizativos de “esperar” a que los que están en la cúpula nos digan como tenemos que hacer las cosas no funcionan.
      Cuanto trabajo tenemos por delante y que reto tan interesante! Mil gracias Dayana por tu comentario.

  4. Muy bueno el decálogo. Me gustó el artículo y lo compartiré. Aprovecho para comentar que cuando la empresa es una institución educativa (asociación civil sin fines de lucro), con clientes externos(alumnos) , a ello se agrego colaboradores con promedio de antiguedad superior a los 25 años, a veces las ganas ellos hacer cosas decae. De allí el desafío que planteas pascual “gente feliz que luego se traduce en proactividad”. Saludos

  5. De acuerdo con tu artículo. Agrego que no sólo las crisis económicas sacan a relucir este tipo de comportamiento, muchas empresas responden de esta forma ante cualquier tipo de crisis. Me pregunto: es una respuesta a una situación límite, o , es que en el fondo no existía un compromiso real con una gestión profesional de RRHH? De cierta forma esto nos devolvería a las bases de todo: sin el compromiso de los directivos no lograremos transformaciones profundas. Gracias por tus artículos y el espacio para la reflexión. Saludos.

    • Adriana gracias a ti por tu comentario, lamentablemente tienes razón, la crisis sólo ha quitado la careta de muchos que lanzaban mensajes sobre la importancia de las personas pero que a la hora de la verdad….. pues eso… Necesitamos marcar el camino y convencer de los beneficios de un modelo humanista de las organizaciones.
      Saludos.

  6. Muy buen artículo. Este tipo de gestión es mediocre. Parece muy fácil dirigir cuando lo haces desde una posición de poder, y con amenzas continuas, pero no existe un liderazgo. Y como bien dices sólo conseguirán un ejército de autómatas, que no darán lo mejor de sí mismos. Al final, el paso del tiempo mostrará todas las carencias que ésto supone, y los problemas que acarrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s