La carta a los reyes magos de la función de RRHH

Como todos los años por estas fechas, la ilusión y la esperanza inunda nuestras vidas y hace que todo pueda ser posible, ya que junto con el año nuevo que nos facilita el plantearnos nuevos retos y objetivos que poder alcanzar durante todo el año que está por estrenar, se une la magia de los reyes magos que facilita que podamos conseguir aquello con deseamos (ya sean cosas tangibles o no tan tangibles).

Esta ocasión es única y por ello no podemos dejar escapar la oportunidad de tratar de pedirles a Melchor, Gaspar

 y Baltasar aquello que anhelamos desde la práctica de gestión de personas y que nos ayude a conseguirlo.

Para ello como sabéis tenemos que escribir una carta en la que les digamos a nuestros reyes magos que es lo que queremos que nos traigan, ¿Y qué creéis que sería clave que sus majestades nos trajeran para mejorar nuestra gestión de RRHH?

Para mi está claro, y estos son los tres deseos que les pido:

A Melchor le quiero pedir un buen saco de confianza, confianza en lo clave que es nuestro papel dentro de las organizaciones, y sobretodo en la misión que tenemos que cumplir dentro de las mismas en esta nueva economía del conocimiento en la que la calidad del capital humano es crucial en la ventaja competitiva.

Eso si, nuestro papel tiene que evolucionar para que realmente podamos estar a la altura de nuestro reto, tenemos que ser socios estratégicos para gestionar el cambio constante en este entorno VUCA en el que estamos inmersos y siendo facilitadores de esta transformación constante de las personas y de las propias organizaciones, ayudando al resto a aportar este valor diferencial.

A Gaspar le quiero pedir una caja repleta de energía y actitud positiva, ya que nos va a hacer mucha falta ante el reto que tenemos por delante, ya que de nosotros dependerá en gran parte que las organizaciones puedan estar adaptadas a las necesidades del entorno, teniendo que liderar o al menos co-liderar el impulso de las nuevas competencias y conocimientos clave en este entorno digital, donde los éxitos del pasado son un buen recuerdo que nos nos ayudará a conseguir nada en el presente.

Tenemos un gran camino por delante con los líderes y gestores de personas de nuestras compañías ya que son ellos la palanca real del cambio, y tenemos que ayudar al desarrollo de habilidades críticas para su papel, sin olvidarnos del resto de las personas intentando en todo momento de crear caminos de desarrollo en los que dejemos claro tanto el incremento del desempeño como el potencial de cada uno, asegurando que nuestra materia prima posee las mejores condiciones para brillar y alcanzar todos los retos que tengamos por delante.

Me gustaría que las compañías gracias al regalo de Gaspar podamos empezar a crear Talento y no sólo atraerlo, y evidentemente dejar de tratar de “retenerlo”, por favor ¡Trae carbón del malo a todos los que aún hablan de retener el talento dentro de las organizaciones, y mucho más a los que lo tratan de poner en práctica!

Otro de los retos a lo que nos ayudará la energía que nos tiene que traer Gaspar es a crear entornos que ayuden a la “no desmotivación” de nuestras personas, y que puedan impulsar que nuestros propios empleados encuentren su motor de motivación, evitando así tanto el concepto “retención” como las posibles acciones que pueden ir asociadas con el mismo, y conseguir entornos que aumenten el compromiso mutuo (entre personas y compañías) insisto que es clave el papel del mando para alcanzar este objetivo.

Y a Baltasar le quiero pedir un modelo de gestión que haga posible todo lo anterior, está muy bien tener claros los objetivos pero es crítico clarificar el cómo hacer esto posible.

Baltasar que quiero pedir que no te dejes engañar con falsas soluciones o buenas palabras que no llevan a ningún sitio, ya que en estos temas que suenan a nuevo, hay muchos falsos gurús con supuestas soluciones que no son reales.

Lo que yo quiero que nos traigas es un “modelo de experiencia de empleado”, pero en uno tangible, que se pueda implantar y conseguir resultados cuantitativos que nos permita ver la evolución, demostrando a través de datos el valor de nuestro trabajo y mejorar con ello la experiencia de los diferentes colectivos de empleados en cada uno de los momentos clave de relación con la compañía.

Este modelo será la manera de conseguir poner en el centro de la ecuación a las personas y aumentar el éxito en los resultados conseguidos, ya que tanto las necesidades como las soluciones vienen de los propios empleados.

Espero que los Reyes nos traigan todo lo que aparece en esta carta, ya que nos ayudaría mucho a conseguir los retos que tenemos por delante en este 2018, pero nosotros tenemos que ejercer de pajes, haciendo real en nuestro día a día todo lo que aparece en esta carta y con ello creando una función de gestión de personas que realmente esté a la altura de la importancia que se nos demanda para dar valor real tanto a los empleados como a las propias compañías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s