La buena gestión de recursos humanos

La buena gestión de los RRHHTengo el placer de compartir con todos vosotros el lanzamiento del libro La buena gestión de recursos humanos. Una ventana al futuro para la selección, retención y cuidado del personal” en el que he tenido el placer de ser co-autor y que tiene como principal objetivo la gestión del talento, tema crítico en la época del conocimiento en la que nos encontramos viviendo y en la que la calidad de nuestros empleados marcará más que nunca el éxito o el fracaso de nuestras organizaciones. 

Contar con directivos, mandos medios y personal de base con talento es crucial y más en estos momentos, ya que con la excusa de la crisis hemos dejado desatendido o incluso hemos desarrollado acciones que en vez de conseguir este elemento clave lo hemos alejado de nosotros, acciones que han ido en contra de este talento, y es por ello que este libro tiene tanta importancia en el camino de la recuperación del papel central de las personas como palanca de transformación y futuro de nuestras empresas.

Recuperar este papel central del talento es crítico y será diferencial y el encontrar las claves para gestionar este colectivo durante todo el ciclo de relación con una organización: (el reclutamiento, la selección, la evaluación, el desarrollo, la gestión del compromiso o incluso su posible salida) es el objetivo del libro y para ello cada uno de los autores desarrollan en sus capítulos las soluciones para conseguirlo a través tanto de sus conocimientos técnicos como de sus propias experiencias.

En mi caso, se me plateó la posibilidad de desarrollar un capítulo que se centrara en cómo conseguir atraer y retener al talento, y para dar respuesta a esta demanda escribí mi capítulo que he titulado “Cómo NO tener que RETENER el talentoya que esta es la mejor forma de lograr el objetivo que me plantearon. 

Claramente no creo que la solución para gestionar a las personas con talento, sea tratar de atraerlos y una vez en nuestra organización centrar nuestros esfuerzos en no permitir que las personas abandonen el barco. 

Desde las empresas se llenan los discursos de los términos de moda “atracción” y “retención” del talento como si fueran la estrategia a seguir y no nos paramos a reflexionar sobre su significado y las repercusiones de su puesta en práctica, pudiendo con esta gestión compararnos con la estrategia que desarrolla una planta carnívora cuando intenta captar la atención de los insectos “atracción” y una vez atraídos, los capturan en su interior “retiene” hasta que pasan a ser alimentos.

Pero no me quedo sólo en la crítica sino que planteo una alternativa con la que sí que podríamos conseguir la correcta gestión del talento, y por ello planteo la búsqueda de la motivación y el compromiso versus la estrategia de la atracción y retención. 

Y ¿Cómo podemos motivar y comprometer a nuestros empleados clave?

En la mayoría de las organizaciones se construye una serie de elementos “oferta de valor” con la que llegar a la esperada motivación y al compromiso, pero ¿estamos actuando bien?

Pues la respuesta es que en muchos casos construimos estos elementos a espaldas de los propios empleados provocando un efecto que no es el que pretendíamos.

¿No creéis que si nuestro objetivo es comprometer y motivar a los empleados deberíamos intentar entender que es lo que realmente esperan de nuestra relación con ellos?

Para dotar de una respuesta concreta planteo una solución importante centrada en las propias necesidades de los empleados y construir una solución a medida denominada “percepción de la oferta de valor”. 

Espero que os guste y os resulte interesante y provechoso para seguir cuidando esta materia prima esencial para las personas.

Una respuesta a “La buena gestión de recursos humanos

  1. José Luis:

    En todo lo que dices puedo estar de acuerdo, con pocos matices. El problema que me suelo encontrar está en otro sitio.
    El talento existe en cada organización y en niveles muy elevados en cualquier lugar de la escala de la organización.
    Pero te voy a plantear una pequeña discusión: ¿Y si el talento esté “capado” por la falta de interés, generosidad, conocimiento o por puro miedo en el nivel inmediatamente superior?
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s